Sirve para valorar retina y vitreo (parte interna del ojo)  cuando no es posible valorarlo clínicamente por opacidad de medios (cicatrices en la cornea, catarata, hemorragia interna).

También se usa para medir el lente intraocular (lente que se coloca en una cirugía de catarata).